Los diferentes tipos de vehículos comerciales de segunda mano


Los vehículos comerciales ligeros se clasifican en distintas categorías:  

  • Los vehículos de empresa, derivados de turismos, pero que solo disponen de 2 plazas;
  • Comerciales como el Opel Combo, el Citroën Berlingo o el Peugeot Partner, que ofrecen un volumen de carga de hasta 4 m3, más o menos;
  • Las furgonetas de tamaño más grande, de 4 a 18 m3 aproximadamente, como la Citroën Jumpy, la Renault Master, o la Volkswagen Crafter que suelen proponerse con varias distancias entre ejes, varias alturas y muchas configuraciones (doble cabina, furgoneta cerrada con cristales o con chapa, chasis cabina…) para atender las necesidades de todos los oficios.
Comerciales

Las ventajas de los vehículos comerciales


Los vehículos comerciales ligeros denominados “VUL” son muy rentables y ofrecen varias ventajas fiscales. En efecto, si tu sociedad está sujeta al IVA, podrás recuperar el IVA sobre el precio de adquisición, los gastos de combustible y los gastos de mantenimiento..
 
Además, podrás personalizar todo el acondicionamiento interior para adecuarlo a tu actividad.

 ¿Quieres convertir tu Citroën Berlingo o tu Fiat Doblo Cargo en una furgoneta refrigerada o isotérmica? Lo puedes hacer. ¿Quieres adecuar tu Peugeot Partner al transporte de personas con movilidad reducida? Solo deberás acudir a un carrocero para que hagan las modificaciones a medida.

Gama comerciales

El número de plazas

Fíjate también en el número de plazas, la mayoría de furgones disponen de 2 o 3 plazas:

Pero existe comerciales con hasta 7 plazas: